De celebración: ¡’Una nueva felicidad’ cumple un año!

Estamos de cumpleaños, estamos de celebración. Un día como hoy de hace un año se publicaba en librerías ‘Una nueva felicidad’. Era un sueño cumplido por varias razones:

Rafa y Curro, con el mismo mar de todos los veranos.

Rafa y Curro, con el mismo mar de todos los veranos.

-Publicar libros se publican muchos, pero yo lo publicaba con Destino, editorial de prestigio de Planeta en la que publicaba Ana María Matute y hoy publican Víctor del Árbol, Lorenzo Silva, Eduard Punset… Para mí era y es un orgullo. Y desde aquí aprovecho para dar las gracias de nuevo a todas las personas que trabajan en la editorial: siempre me trataron maravillosamente, e incluso han sido comprensivos conmigo, con que era mi primer libro, con que iba a ciegas, con que estaba nervioso, etcétera.

-Salía a la luz la historia que yo llevaba escribiendo cinco años con total secretismo. Y era un salto al vacío: nadie la había leído, y yo no sabía qué podía pasar, pero decidí hacer lo que mi corazón me dictaba: atreverme con todas las consecuencias para dejar un legado en el mundo.

-Mi obra servía para lo más importante que hay en mi vida: propagar mi idea de la felicidad, toda la investigación que había hecho sobre autoestima, emociones y crecimiento personal. Volqué en ese libro, de forma novelada, todos mis conocimientos. Allí está todo lo que necesitamos saber para querernos a nosotros mismos y decidirnos de una vez por todas, aquí y ahora, a hacer nuestra propia vida.

-Rendía tributo y homenaje a mi hermano Rafa, que murió con solo treinta y dos años y era cien veces mejor persona que yo. Poeta, aspirante a director, amante del cine (sus películas preferidas eran: ‘Ojos negros’ y ‘Lunas de hiel’, y también le encantaba Piratas, de Roman Polanski. Roman Polanski era su director preferido), ser pacífico y compasivo, mi hermano estaba cargado de sueños que no pudo llevar a cabo. Ha sido la persona que más me ha enseñado en la vida. Se quitó la vida porque a veces le costaba mucho trabajo vivir. Dormimos cama con cama hasta los 15 años y ha sido la persona que más me ha enseñado en la vida. Ahora él ya ha conocido esa nueva felicidad de la que hablo. Él vive en ella, yo estoy trabajando por alcanzarla cada día, cada instante, cada momento. “¿Cómo es, querido amigo, la región de los campos eternos?”, eso mismo escribió él en una de sus poesías que dedicó a alguien que quería y había muerto. Ahora él lo sabe, yo todavía ando a tientas. La nueva felicidad es el cielo, el mismo cielo en el que podemos creer y que estamos tratando de experimentar aquí en la tierra.

Ahora estoy escribiendo otro libro con el que hago lo mismo que hice con Una nueva felicidad y lo mismo que hago con mi vida entera: tratar de ayudar a los otros a sentirse mejor, a valorar su vida, a valorar el presente y a decidirse a vivir con todas las consecuencias; ayudar a los otros a conseguir sus objetivos y sus sueños. Por eso escribo libros y artículos y por eso hago coaching. Y no me canso de repetir que la vida es maravillosa. Esto lo digo no porque no pueda decir lo contrario.

Hay gente que trata de explicar una y otra vez que la vida es una mierda, y tienen razón. Buscan detalles que lo demuestran. Pero yo también tengo razón al decir lo contrario. La verdad puede elegirse: depende del prisma con que lo veamos. Yo quiero propagar ideas que lleven a más amor, a más confianza, a más fuerza, a más felicidad. Por eso escribo libros, y por eso me dedico a acompañar a personas que tienen dificultades. No me interesa la política ni las banderas ni nada que lleve a separación o conflicto.

En esta foto salgo con mi hermano y casi nadie sabe que se probó en la editorial como foto de posible portada del libro. Finalmente se descartó porque preferimos una imagen que conectara con el presente, que es de lo que más iba la novela. En la foto los dos éramos pequeños y sabíamos poco de la vida. Pero aún nuestros sueños y esperanzas estaban intactas: nadie nos los había arrebatado. No se puede ser feliz sin esperanza. Por eso escribí ‘Una nueva felicidad’, para dar esperanza.

Y ahora hago balance de estos últimos 365 días y me echo las manos a la cabeza: todo lo que vino después de publicar el libro fue increíble y maravilloso: presentaciones por varias ciudades del país y dos multitudinarias en Madrid, celebración en el hotel con vistas a la Gran Vía en el que lo terminé (¡nos dejaron celebrarlo allí sin pagar costo de alquiler!), mi libro entre los más vendidos de la Casa del Libro, más tarde lo vi en el escaparate de la Casa del Libro de la Gran Vía, reseñas positivas por todas partes, la presentación de Córdoba con Jose toda mi familia y amigos del pasado, lectores que siguen escribiéndome desde todas partes del mundo para darme las gracias. En fin, nada que contar porque todo lo seguisteis, también con asombro y satisfacción, vosotros por las redes sociales.

Gracias también a vosotros. Caminemos. ¡Y feliz cumpleaños a Una nueva felicidad!

9788423351435