De niño a adulto

“Es maravilloso ser niño cuando se es niño y terrible que en la temprana edad se nos obligue a ser adultos. También es terrible ser niño cuando se es adulto. Madurar es colocar al niño en su sitio, dejarlo vivir en nosotros pero no como amo sino como seguidor. Él nos aporta el asombro cotidiano, la pureza de la intención, el juego generador, pero en ningún caso debe convertirse en tirano”

Alejandro Jodorowsky
Cabaret místico