Deja atrás todo lo que te limita y sigue remando: ¡Feliz Noche de San Juan!

Dicen que la noche de San Juan es perfecta para dejar atrás aquello que no queremos. Una obsesión o una creencia que nos hace daño, un hábito realmente perjudicial para nosotros mismos, una persona que intoxica nuestra vida, un baúl de los recuerdos que nos mantiene atados al pasado. Me encantaría celebrar esta noche por todo lo alto con una gran hoguera, rodeado de buenos amigos y amigas, hablando mucho y reconociendo debilidades para que podamos aprender unos de otros. En Madrid no hay playa, pero sí otras opciones…

Feliz noche de San Juan

Feliz noche de San Juan

Todos tenemos cosas que dejar atrás, pero para ello hay que ser valiente, atreverse no solo a escribir en una hoja de papel la lista de cosas que queremos olvidar, para que esas cosas se quemen con el fuego y desaparezcan simbólicamente. Adoro los símbolos y pienso que un momento dado nos permiten jugar y divertirnos mientras, como dice Jodorowsky, ayudan a que nuestro inconsciente trabaje a nuestro favor. Pero lo importante no va a ser que quememos lo que nos limita y nos perjudica, sino lo que hagamos después.

facebook captura

facebook

Lo que hacemos después vendrá determinado por el compromiso con nuestra promesa, que no es otro que el compromiso con nosotros mismos. Creo firmemente en que si logramos comprometernos con nosotros mismos, por encima de nuestras limitaciones, conseguiremos lo que nos propongamos.

Así que digo sí a los rituales de la noche de San Juan, a quemar en la hoguera las toxicidades que hemos generado en un símbolo mágico que nos ayude a dar impulso al poder del ahora, a nuestro potencial, a lo que todavía podemos hacer, que es todo, lo podemos hacer todo. Sí a quemar en el fuego, bajo las estrellas, a poder ser al lado del mar, lo negativo. Y el que pueda que se bañe después, avanzando en el mar, aunque nos cueste, y que cada brazada signifique un paso hacia lo que queremos.

Pero sobre todo digo sí al compromiso interno: la honestidad propia sobre lo que queremos y lo que estamos dispuestos a hacer para conseguirlo. Porque de nada vale emborracharse y jugar junto al fuego si en el fondo nos engañamos a nosotros mismos. Sí, podrás divertirte un poco, pero sin compromiso todo seguirá como antes. Tú decides, ¿quieres que las cosas cambien o que todo siga igual?

 

** sigue a Curro en Facebook 

** quiero hacer coaching con Curro