El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo

Felicidades a todos los que, habiendo ganado su partido político o no, respetan al otro. Respetar al otro significa aceptar lo que piensa, no insultarle, ni rechazarle, ni tirarle piedras porque piense diferente de uno. Me parece a mí, pero seguro que entendéis que es sólo mi opinión, que la posibilidad de que creemos un mundo mejor va a ser más real si aprendemos a respetarnos los unos a los otros incluso con las diferentes formas de pensar. El otro no tiene por qué ser inferior por pensar diferente.

Que sí, que da mucha rabia que el otro piense diferente, pero es que tiene derecho a hacerlo. Que sí, que no lo puedes entender, pero es que no tienes por qué entenderlo todo. Que sí, que es una barbaridad, pero es que eso es desde tu punto de vista, no desde el del otro. Que sí, que tienes mucha rabia, pero es que el otro no tiene la culpa. Que sí, que esto parece una cárcel, pero que a lo mejor en la cárcel estamos todos, no sólo ellos. Que sí, que tu partido político es mucho mejor, que lo ves clarísimo, pero es que el otro piensa que el mejor es el suyo. Que sí, que el otro es inferior, no sabe, es más tonto que tú, es un egoísta, es un tirano, está ciego, no cree en el progreso, es imbécil, gilipollas, una mierda, un facha, y así todos los adjetivos que se te ocurran. Los he escuchado todos y muchos más. Que sí, que no puedes soportar no haber ganado tú, pero es que, como dice la canción de Amaral, en esta vida unas veces se gana y otras se pierde.

Mirad, el domingo estuve en una baby shower. Me hizo mucha ilusión porque no había estado nunca y porque la sorprendida era una gran amiga. En el coche la conductora, que nos vendó los ojos a los dos para que la sorprendida no sospechara hacia dónde íbamos, dijo que ella no deseaba que ganara Pablo Iglesias. Pero inmediatamente dijo: si gana, lo aceptaré. Aceptaré lo que ha ganado la mayoría. No salía ni un ápice de violencia de sus labios. Bien, yo no he votado al Partido Popular, no creo que lo votara nunca, pero lo acepto. Parece que va a ser nuestro presidente. Lo ha votado la mayoría. Como decía Winston Churchill: el éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo.

Todo lo que digo no significa que no defiendas tu verdad, sino todo lo contrario.

** Sigue a Curro Cañete en Facebook.
** Quiero hacer coaching con Curro