El reto más grande: ser uno mismo (y estar orgulloso de ello)

No elegimos:

-El color de nuestra piel

-El tamaño de nuestras manos ni de nuestros pies, ni nuestra estatura, ni la familia en la que nacemos, ni el país, ni el momento histórico que nos ha tocado vivir.

-No elegimos estar en este mundo viviendo la experiencia humana.

-Tampoco elegimos nuestra identidad sexual.

 

Ilustración de Alfonso Casas

Ilustración de Alfonso Casas

Tenemos derecho a estar orgullosos de nuestro color de piel, de nuestra estatura, de existir. De ser exactamente como somos. Tenemos el derecho de amarnos a nosotros mismos. Y uno está orgulloso de lo que ama. Por favor, si algún profesor lee esto que lo diga en las escuelas a todos los niños o niñas, independientemente de que enseñe matemáticas, o lengua, o química, geografía, o religión, si es que me da igual lo que enseñe: “Niños, la materia que voy a enseñaros es importante, pero lo es mucho más que seáis vosotros mismos. Que os améis y no tratéis de ser otro. En el mundo hay personas confundidas y tal vez alguien trate de haceros cambiar de opinión de una forma u otra, pero no olvidéis nunca que tenéis derecho a ser como sois y a no sentiros mal por ello, os digan lo que os digan y hagan lo que hagan los demás”.

Si eres gay, es genial.

Si eres lesbiana, es genial.

Si eres transexual, es genial.

Si eres heterosexual, es genial.

Seas como seas, puedes estar orgulloso de ti mism@.

No estoy hablando aquí de todos esos países que, a día de hoy, matan al otro por ser distinto. Hablo de algo más simple, algo que se da hoy en día en todas las partes del mundo, aquí y ahora. Lo veo con mis ojos, me doy cuenta. El que no acepta al otro por lo que el otro elige está siendo injusto, pero el que no acepta al otro por algo que el otro no ha elegido está cometiendo el peor error de su vida. Si es tu caso, ¡abre los ojos! Puedes, poniendo de tu parte, empujar un poquito a tu mente para que evolucione.

Si te da rabia interior (aunque no se lo digas a nadie) que los demás estén orgullosos de algo, es porque no lo estás aceptando interiormente. En el fondo te parece mal. Si no te alegrarías por el otro o como poco te daría igual. Nunca puede molestarte que alguien esté orgulloso de algo que no rechazas. Hay heterosexuales que están causando daño injustamente. A lo mejor no dan palos ni palizas, pero censuran igualmente con una mirada, o o con un gesto, o con una broma, o con una ironía, o de tantas formas… Y también hay gays que no se aceptan. Por eso hay gays que no están orgullosos de que exista el orgullo gay: No se aceptan a sí mismos. Se están rechazando, pero a lo mejor no lo saben. Por eso dicen: “Yo estoy bien como estoy, sin que nadie lo sepa”. Luego van a un cuarto oscuro, desesperados. ¡Deja de mentirte a ti mismo! ¡No te niegues, no escondas tu verdad! Si lo haces, no podrás vivir tu vida.

Y no seas tan ignorante como para decir que no es natural: la naturaleza está llena de animales que tiene relaciones homosexuales e incluso verdaderas historias de amor entre seres vivos del mismo sexo. No seas tan arrogante de decirle a la naturaleza lo que tiene que hacer. ¡Eres un simple humano! ¡No sabes nada! No contribuyas a que los demás se puedan sentir mal por tu visión limitada de la vida.

Feliz semana del Orgullo LGTB y felicidades a todos/as los que, gays, heterosexuales, transexuales, mujeres, hombres… Se atreven a ser ellos mismos con todas las consecuencias. Y a ti, que me lees, te animo a que celebres y apoyes siempre que veas que alguien inicia el camino sinuoso, complejo y a veces largo de la aceptación de uno mismo. Si lo haces, estarás contribuyendo no sólo a la evolución de esa persona, sino de todos. Estarás contribuyendo a la felicidad del mundo.

P.S. Os dejo también este estupendo corto realizado por David Velduque. https://youtu.be/hqFGW2WPJWk

** Sigue a Curro en Facebook

** Quiero hacer coaching con Curro