Entrevista a Curro Cañete por Iñaki Ziarreta, youtuber de éxito

Entrevista a Curro Cañete por Iñaki Ziarreta, youtuber de éxito

Iñaki me escribió y me dijo que era youtuber y que tenía interés en entrevistarme. Me dijo que si aceptaba yo iba a ser el primer entrevistado de su vida, y que le había encantado mi libro. Antes de contestarle entré en el canal y vi a un chico muy descarado, muy guapo, con los ojos claros y tremendamente divertido, como si no le diera vergüenza decir delante de la cámara lo que otros no dirían nunca. Tenía un canal-diario en el que contaba sus aventuras por el mundo y también sus travesuras, los ligues que tenía, sus inquietudes, sus fiestas nocturnas. Le dije que sí, obviamente. Y cuál no fue mi sorpresa que se presentó en Gran Vía un chico al que había conocido diez años atrás. Compartimos hace diez años un trayecto de metro en Madrid, y no nos habíamos vuelto a ver hasta que mi libro cayó en sus manos. Me invitó a tomar café en el Starbucks y grabamos la entrevista. Me dijo que estaba nervioso, pero que sabía que quería iniciarse como entrevistador. Yo le dije que era muy buena opción y que desde luego no hace falta estudiar periodismo para hacer buenas entrevistas. Solo es necesario ser curioso y empático, lo cual era fácil para él: observé en el primer nanosegundo cómo salía de él, a raudales, la curiosidad. Desde luego es un chico valiente, porque la valentía no está solo en hacer lo que uno sabe que quiere hacer, aunque te dé miedo, sino en preguntar lo que otros no se atreven a preguntar. Creo que fue la entrevista más interesante de todas las que me han hecho. Me preguntó cosas que me descolocó, y se fijó en cosas del libro que nadie me había comentado. Descubrí a un chico tan profundo que pensé que me tomaba el pelo, pero no, no me tomaba el pelo, es que de verdad era así. No era como yo lo había imaginado. Quedamos en ir juntos a una meditación de ¡cuatro horas! que hacían en un centro que él conocía. Me lo propuso y le dije que sí porque ningún chico joven y guapo en la vida me ha propuesto ir a una meditación. Pero él es un espíritu libre, que hace caso a su intuición, y no, finalmente no pudimos ir juntos a esa meditación, porque se marchó de un día para otro. Se fue a Los Ángeles para luego llegar a Canadá, siguiendo su aventura y su destino. Él sigue su destino, como el protagonista de mi libro. Ahora me ha vuelto a escribir y dice que está aquí otra vez, que pronto podemos vernos. Pero pronto se irá otra vez a Canadá. A él le interesa eso, vivir el presente, como a mí. Espero que os guste la entrevista.