Fiestón con Riccardo Tisci y Almodóvar en el Casino de Madrid

Riccardo Tisci y Nike celebraron anoche en el Casino de Madrid una fiesta por todo lo alto y sin parangón para presentar mundialmente la colección Nike + RT Air Force 1 en color beige. Estuvimos allí y te lo contamos todo. Texto y fotos: Curro Cañete

Riccardo Tisci, Bibiana Fernández, Pedro Almodóvar y Rossy de Palma, anoche.

Riccardo Tisci, Bibiana Fernández, Pedro Almodóvar y Rossy de Palma, anoche.

“Tú avanza recto, con decisión, y nunca, pase lo que pase, mires a los ojos del hombre de seguridad”, me aconsejó una chica de bien, y eso hice, exactamente eso, cerrar los ojos, rezar un padre nuestro y avanzar entre Rossy y Bibi sin mirar nunca al hombre armario ropero que protegía de intrusos esa pequeñita sala VIP del Casino de Madrid, una habitacioncita ajena a la música, a los bailes, a los jóvenes modernos que lo daban todo en el salón principal, y en la que se encontraba el anfitrión, Riccardo Tisci, fumando un cigarrillo mientras charlaba a gusto con sus amigos, muchos llegados desde Italia, como él, y otros españoles, amigos de aventuras y desventuras y de alegrías y de penas, de éxitos, muchos éxitos, y de algún tropiezo también, como Pedro Almodóvar, que no va prácticamente nunca a actos de sociedad, pero que allí estaba, en la habitacioncita, apoyando con su presencia a su amigo, ese reservado VIP en el que también se encontraba Rossy, y Bibi, y Javier Cámara, y Carlos Areces, y Andrés Velencoso, el guapísimo y simpatiquísimo Andrés Velencoso, que contribuyó considerablemente a aumentar la alegría de los presentes.

Curro Cañete y Juana Acosta

Curro Cañete y Juana Acosta

Arturo Valls, Kira Miro y una amiga

Arturo Valls, Kira Miro y una amiga

Andrés Velencoso

Andrés Velencoso

Clara Benarroch, Fab de Almeida y Jessica Abou

Clara Benarroch, Fab de Almeida y Jessica Abou

Entre amigos

Entre amigos

Javier Cámara y Carlos Areces

Javier Cámara y Carlos Areces

Yo había logrado colarme y no me lo creía: llegué a sentir esa alegría infantil que siente el que de pronto se ve aceptado, como uno más, en un muy exclusivo club de gente famosa e importante. Seré tonto. Pero, estaba tan contento… Me asomé al balcón y respiré hondo mientras me hacía la promesa de comprar siempre, pasase lo que pasase, zapatillas Nike, para salir, para hacer running, para ir de paseo, para todo, y luego me puse a charlar con una chica italiana, guapísima, espectacular, “oh, sí, yo soy italiana, de Milaaaano, he venido solo para la fiesta, y tú, ¿eres periodista?, qué bien, ahora vamos a bailaaaar”, y luego con otro, un joven impresionante, lleno de tatuajes, los ojos verdes, grandes, y luego con Laura Put y Susana Reche, que también estaban allí las dos, tan contentas, “sin palabras, yo titularía la crónica ‘sin palabras’, porque no hay palabras para describir esta fiesta”, dijo la bailarina de Fangoria, y luego charlé con Kira Miró, muy amable, que estaba con Arturo Valls, que me contó que sí, que lo que veían mis ojos era cierto, un hombre nuevo, menos kilos, menos años, “es por una película”, me dijo, “pues no seas tonto, aprovecha y quédate así ya después de la película”, le dije en ese saloncito en el que reinaba la complicidad, el buen humor, las palmaditas en la espalda a Ricardo, las confidencias, los italianos y las italianas extravagantes hasta que… nos echaron a todos.

“Yo no sé muy bien qué ha pasado, es que vienen los jugadores de la NBA y quieren estar solos o algo así”, me contó una de las invitadas VIP, mientras todos salíamos como niños buenos, dignos, las cabezas altas, la mirada como el que no quiere la cosa y, sin embargo, a nadie le importó nada, mucho menos a mí, porque al salir de allí cada cual se buscó la vida y muchos llegamos a ese salón inmenso, con lámparas de otro siglo, en el que la diversión parecía multiplicada gracias a la barra libre, a la música, a las cientos de personas jóvenes y guapas, desprejuiciadas, incorrectas, que bailaban como si no importara que fueran las tantas del domingo por la noche y como si ninguna cosa fuera importante en el mundo, demostrando que en Madrid las cosas pueden seguir siendo frescas, inesperadas, diferentes, porque esta fiesta, desde luego, fue diferente. Dejen durante unos minutillos de nada el nuevo encargo de su jefe, pasen y miren y diviértanse.

** Sígueme en Facebook

Invitados

Invitados

Miranda Makaroff

Miranda Makaroff

Laura Put y Susana Reche

Laura Put y Susana Reche

nike

Puerta del Casino

Puerta del Casino

Topacio Fresh  tomando el fresco en el balcón

Topacio Fresh tomando el fresco en el balcón

Simone Monguzzi y Gilda Ambrosio

Simone Monguzzi y Gilda Ambrosio

susana reche laura put y jorge parra

susana reche laura put y jorge parra

Terremoto de Alcorcón, muy bien acompañada

Terremoto de Alcorcón, muy bien acompañada

Terremoto y Antonia San Juan

Terremoto y Antonia San Juan

unas final

 

Gabriel Llano

La actriz Alicia Sanz y amigos

Álvaro Naive

Alberto Jiménez, de Miss Caffeina. Sin miedo a nada.

Rubenimichi.