Inauguración de la expo de Fabio McNamara en la Fresh Gallery

Topacio Fresh, Mario Vaquerizo, Paco Clavel, yo mismo, Juan Sánchez y José Bravo.

Topacio Fresh, Mario Vaquerizo, Paco Clavel, yo mismo, Juan Sánchez y José Bravo.

Lo más granado de la modernidad madrileña se reúne cada poco tiempo en la Fresh Gallery, la galería de arte de Topacio e Israel, que hicieron posible lo imposible hace ya bastantes años: algo tan bonito como montar en pleno centro un espacio refrescante que ayuda a que otros artistas sean visibles, por ejemplo, o cosas como que Fabio McNamara, uno de los dioses de la movida, se juntara bajo el mismo techo, tantos años después de los locos 80, con Pedro Almodóvar. Al principio Topacio e Israel nos daban a los amigos unas cervecillas que ellos mismos compraban y guardaban en la nevera: ahora tienen una barra con un chico impresionantemente guapo que sirve Gin Tonics de Hendricks, nada más y nada menos. Ellos crecen y la galería crece.

Ayer celebramos la inauguración de la nueva exposición de Fabio McNamara (el que quiera ir a verla y, por supuesto, comprar, como hicieron Ricardo y Jorge, puede hacerlo hasta el 27 de noviembre en Conde de Aranda, 5). Me encanta esta foto. Gracias a Fad Fix por hacerla, a Mario Vaquerizo, que es tan locuelo que me dio un pico y todo y que es un crack, generoso y amable además de extravagante y único; a Topacio Fresh, que siempre sonríe, a mi amigo José Bravo, por lo grande que es, a Juan Sánchez, que es tímido y encantador, y a Paco Clavel, que es bueno pero de verdad, sólo quiere agradar a todo el mundo, como demuestra el hecho de que ayer me dijo muchas cosas bellas que no tenía por qué haberme dicho. “¿Quieres salir en la foto, Paco?”, le pregunté luego. “Claro, claro que salgo”, dijo, y aquí está, con nosotros, en esta foto histórica que algún día, dentro de muchos, muchos años, saldrá en un libro que cuente estos años locos de eventos nocturnos.

Buen jueves a tod@s!