Café y escritura en Barcelona

Café en Barcelona. © Curro Cañete

Café en Barcelona. © Curro Cañete

Llueve en Barcelona. Tomo un café en esta casa maravillosa en la que me han invitado en mi primer día mientras contemplo la lluvia, una lluvia inesperada, depuradora, que forma parte del milagro que supone el verano y ya de paso la existencia. Luego tengo una reunión con G. G. fue una de las clientes más maravillosas que he tenido, una mujer fuerte, guapa, poderosa, y estoy muy feliz de poder verla en persona algún tiempo después del trabajo que hicimos juntos, pues todas las sesiones fueron por Skype. G. está floreciendo como merece. Determinadas circunstancias vitales, algo dramáticas para ella en un principio, le impedían mantener la ilusión y el optimismo. Recuerdo con especial nitidez el día en que un rayo de luz se coló en los ojos de A. Fue tan bonito… Cuando ese rayo de luz se cuela en forma de ilusión y optimismo es cuando es posible hacerlo todo. Los coach no vemos solo lo que la persona da de sí en ese momento, sino el potencial que tiene, lo que podría hacer por sí misma, y lo que podría contribuir al mundo. ¿Yo puedo llegar hasta allí?, preguntan, atolondrados, como si la felicidad, el éxito o el bienestar fuera cosa de unos cuantos elegidos. Y no, no es eso. La felicidad es algo por lo que podemos apostar y que podemos elegir, pero para ello es necesario dejar atrás parte del pasado, amarnos y comprometernos con nosotros mismos.

*** Sigue a Curro en Facebook 

*** Quiero hacer coaching con Curro